Diástasis

Una de las consecuencias más visibles del embarazo es la diástasis: la separación de parte de los rectos abdominales con rotura de la línea alba (un tejido conectivo que separa estos mismos músculos).

Esta separación provoca un aumento de volumen en la zona del abdomen, además de ir acompañada de otras molestias como dolores de espalda, debilidad de suelo pélvico o problemas digestivos.
Tanto si el parto ha sido reciente como si no, lo recomendable es comenzar con ejercicios que recuperen la pared abdominal y conecten con su musculatura profunda. Es un proceso progresivo que puede mejorarse a cualquier edad.

Pilates y diástasis, recuperando la musculatura abdominal profunda.

Con los ejercicios de Pilates corregiremos los puntos débiles que favorecen la existencia de la diástasis:

  • debilidad abdominal y de suelo pélvico,
  • rigidez lumbar y postura incorrecta.

Todo ello hará que la persona cada vez sea más capaz de conectar con su musculatura abdominal profunda, cosa que hará corregir progresivamente la diástasis.
Como en otras patologías, diseñamos la sesión de Pilates a medida para enfocarnos en las causas del problema. Consiguiendo más flexibilidad lumbar tenemos más facilidad para la activación hipopresiva del abdominal, cosa que a su vez va corrigiendo las debilidades corporales.
Con un planteamiento adecuado vamos obteniendo beneficios según avanzamos en el proceso de entrenamiento.

Comparte si te gusta:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies