Cesárea

La cesárea es una técnica quirúrgica que se practica para extraer al bebé y a la placenta del útero materno, cuando por alguna razón el parto vaginal no es posible.

Al diseñar la clase de Pilates postparto hay que tener muy en cuenta si el tipo de parto ha sido vaginal o por cesárea, ya que tendremos un escenario totalmente distinto.
Tras la intervención, la pared abdominal queda totalmente debilitada y debido a esta falta de sujeción se produce un aplastamiento lumbar. Por lo tanto, es muy fácil que aparezcan episodios de lumbalgia y ciática.

Además de esta debilidad muscular profunda, también se da una falta de sensibilidad a nivel abdominal que dificulta la estimulación de los órganos internos.

Todo ello hace especialmente necesario un diseño de la sesión de Pilates a medida en casos de cesárea.

Una práctica regular del Método Pilates en casos de cesárea es un gran trabajo de prevención de problemas como hernia discal, hernia abdominal, incontinencia urinaria, etc.

Conforme avanzamos en el proceso de entrenamiento, se irá recuperando la sujeción y sensibilidad abdominal, siendo esta variable en cada mujer.

Es importante respetar el tiempo necesario para cada cuerpo, avanzar progresivamente y de forma constante, ya que cada caso es diferente.

Como en otras patologías, el Método Pilates es una herramienta potente, segura y eficaz si se tiene el conocimiento necesario y se aplica correctamente, siendo altamente desaconsejadas las versiones “light” del método utilizadas desaprensivamente.

Comparte si te gusta:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies