Las caderas y su correcta utilización son un aspecto clave en el método Pilates, ya que son el punto de unión entre las partes inferior y superior del cuerpo, y de su fuerza depende la estabilidad de la pelvis al movernos.  De los diferentes grupos musculares que mueven la cadera, los glúteos son los que tienen a estar más débiles, debido a la cantidad de horas que pasamos sentados y a entrenamientos incorrectos.  Si prolongamos estos malos hábitos es posible llegar a lo que se conoce como “síndrome de amnesia glútea”, punto en el que no sólo es que esté débil, sino que ya no realiza su función por falta de activación neuromuscular… es como si no existiera!

Los glúteos débiles y poco activos son una de las formas más rápidas de experimentar dolor lumbar. La razón es simple, cuando sus glúteos están débiles, se les pide a sus extensores lumbares que realicen un trabajo demasiado grande para el que deberían compartir responsabilidades con los glúteos. Esto conduce a una sobre activación de los músculos lumbares y una eventual sobrecarga y  lesión.

El cuerpo es un sistema perfectamente acoplado que funciona como un todo, si los glúteos no ejecutan su trabajo, otros músculos reemplazaran su función. Esto casi siempre es cierto en cualquier área lesionada o débil. Cuando miras la parte que está lesionada, rara vez debes buscar culpar a este grupo o área de músculos por sus propios problemas. En su lugar, debe mirar inmediatamente arriba o debajo del lugar del dolor y en el caso de la espalda baja debe mirar la columna torácica o las caderas. Cuando las caderas no son lo suficientemente fuertes o simplemente no se contraen conscientemente en extensión, su cuerpo buscará una compensación en otro lugar.

 

Trabajar este grupo muscular tan importante entonces se vuelve algo imprescindible y mucho más allá de lo estético. No es solo tonificarlo, sino aprender la forma correcta de activarlo ante esta necesidad. Un ejercicio supuestamente de cadera no será efectivo si no somos capaces de activarla conscientemente, de “despertarla”.  El Método Pilates es una actividad física eficiente para combatir a la inhibición de los glúteos, pues aporta una visión holística y global a la hora de entrenar el cuerpo, a la vez que proporciona la conciencia corporal necesaria para volver a activar esas áreas clave “dormidas”.

En un próximo artículo veremos también como diagnosticar la amnesia glútea y cómo esta debilidad de cadera afecta no solo a la espalda baja, sino también a las rodillas.

Comparte si te gusta:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies